Avisos activos

Principios

Principios de las comunicaciones de Emergencia para Radioaficionados


Estación de radio: 
Mantener las estaciones en perfecto estado. El principal deber del radioaficionado que desea colaborar en emergencias es mantener sus equipos de radio y antenas en condiciones satisfactorias, con respaldos en casos de cortes de energía prolongados. Nuestro principal aporte es poner a disposición de las autoridades nuestras capacidades de enlace.

 

Frecuencias de Emergencias: Mantener las frecuencias libres. En las redes de emergencias sea breve, preciso y no haga comentarios a menos que se le solicite. Evite saludos prolongados o comentarios sin ninguna utilidad. Manténgase informado monitoreando en distintas bandas y frecuencias.

 

Controles de redes de emergencia: Organización. El radioaficionado-control de una red organiza la participación de los radioaficionados en la red. Prioriza los tráficos de urgencia, y atiende luego los tráficos de interés general. En ningún caso cursará tráficos sin prioridad en la frecuencia de red, y sugerirá el uso de otra frecuencia.

 

Mensajes en Emergencias: Autentificar. Todos los mensajes deben tener un responsable o firmante, y su contenido debe de ser breve y preciso. Si usted escucha una información alarmante, corrobórela con otras estaciones y entes oficiales, y sólo cuando esté seguro retransmítala, pues los rumores causan temor y desperdicio de recursos.

 

Actitud personal: Discrección. La verdadera solidaridad es voluntaria y anónima. Radioaficionados medallistas son un estorbo para los demás. Nuestro hobby impone límites respecto a lo que como radioaficionados podemos y debemos hacer. Existen otras instituciones (bomberos, carabineros, defensa civil, o seguridad ciudadana) que permiten canalizar con mayores horizontes el deseo de servir. La valoración de lo realizado debe venir de forma natural desde afuera, sin ser autorreferentes.

 

Diseño: EA1HLH | © 2018